.




"Nada más frágil que el equilibrio de los lugares hermosos. La menor restauración imprudente infligida a las piedras, la menor carretera de asfalto que invade un campo donde creció la hierba durante siglos, determina para siempre lo irreparable. La belleza se aleja; la autenticidad también"



-Marguerite Yourcenar en "Memorias de Adriano"-




.

Mutari In Alitem

VÍDEOS

EL DÍA QUE PLANTAMOS UN ÁRBOL

EL DÍA QUE PLANTAMOS UN ÁRBOL
Fotografía de Ana Blázquez, 25 de Noviembre del 2014

Cuadro de Goya

Cuadro de Goya
Cuadro de Goya (en el que se autoincluye) representando al infante Don Luis con su familia en el interior del palacio, con sus amigos y jugando a las cartas

Fuente, Inauguración Jardines

Fuente, Inauguración Jardines
Fotografía de D. Antonio Gonzalez Terol

Asociación de amigos del Palacio BOADILLA DEL MONTE, Página Web

Asociación de amigos del Palacio BOADILLA DEL MONTE, Página Web
Fotografía de la Asociación de amigos del Palacio .

viernes, 14 de mayo de 2010

DOMINGOGNIMOD (fragmentos, uno)





DOMINGOGNIMOD
(fragmentos, uno)



Lugares míticos son aquellos
en los que se inscribieron
las primeras palabras.






…me fue posible considerar que aquello que ya sólo recorría en sueños era una historia real. Al igual que con el tiempo del reloj que está construido por paredes y son las cosas que habitualmente vemos como lo platos a la hora de comer o las sábanas por la noche o los paraguas en invierno y así sucesivamente, existe una necesidad que consiste en que las palabras que use para describir lo que ocurrió tienen que ir acompañadas por imágenes.



El día 21 (domingo), delante de él permanecí atónita, sobrecogida, golpeada ante lo inabarcable que debía haber en 245 años de haberse mantenido en pie… firme, acogedor, duro, implacable, indiferente, maternal, inapelable, bello y terrorífico; nada comparado con lo que dura la eternidad y un infinito frente a lo vulnerable que es mi vida.



Las piedras no pueden sufrir humillación porque son piedras; me atravesaba su silencio y su insolencia en permanecer erguido e impasible a la feria de luces colocadas en torno a él. El resplandor de las farolas escondía la temporalidad de las grietas.



La metáfora es escoger una paladra para decir lo imposible de vivir y lo imposible de no vivir, la metáfora es el olor de la onza de chocolate que ya no puedo recordar, sería la foto de mí queriéndome transformar en la que fui, ignorándome, dejándome moldear por los sonidos, por los olores, por el miedo, por toda la ignorancia; la metáfora es cuando me convertí en papel y recogí las caras, los peldaños, los actos automáticos y ordenados hacer y los guardé en el peto como guardaba las manos… igual que las demás en actitud de nada y jamás era feliz estando allí porque cualquier presente estará impacientado por el deseo y es siempre de soslayo, a traición, cuando aparece lo feliz con toda su trascendencia y su terror.












.

miércoles, 12 de mayo de 2010

FUENTES

 .
..



.
FUENTES




Ventura Rodríguez


La Fuente de Ventura Rodríguez





 también llamada de los Tres Caños,


Es un monumento de estilo neoclásico, situado en el municipio español de Boadilla del Monte, en la comunidad autónoma de Madrid. Fue levantada en el último tercio del siglo XVIII, a partir de un diseño del arquitecto Ventura Rodríguez, de quien toma su nombre.




La fuente fue proyectada en 1763, como uno de los elementos más destacados del jardín frontal del Palacio del Infante don Luis,




donde residió Luis Antonio de Borbón y Farnesio, hijo de Felipe V y hermano de Carlos III, entre 1765 y 1776. Al igual que el citado edificio, fue concluida en el año 1765.
Fue erigida en las inmediaciones de la fachada principal del palacio, formando eje con su puerta de acceso. Presidía un recinto ajardinado, que desapareció con la expansión urbana de Boadilla del Monte. Sobre su solar se extiende actualmente una calle y una plaza.



Junto a la fachada posterior de la residencia palaciega, se alzaba otra fuente, la de las Conchas, diseñada igualmente por Ventura Rodríguez y trasladada a los jardines del Campo del Moro de Madrid, en 1844.
La fuente y su entorno fueron objeto de una adecuación y rehabilitación en el año 1991.


DESCRIPCIÓN:


La fuente fue concebida como un depósito de agua, cuya misión era regular el suministro a las distintas dependencias del palacio, a los jardines y a las restantes fuentes, con los que tenía comunicación subterránea. Esta función determinó tanto su emplazamiento, a espaldas de un pequeño cerro, como su trazado, a modo de gran cubo.


En la cara posterior de la estructura, la más funcional, se oculta un aljibe, mientras que en la anterior, que se enfrenta a la puerta principal del palacio, Ventura Rodríguez ideó una solución monumental. Ésta última consta de tres cuerpos principales, realizados en sillares de granito, y de dos laterales, hechos en revoco, que se unen en la parte superior mediante una cornisa corrida. Cuatro pilastras planas, rematadas por capiteles toscanos, separan las diferentes partes.


Los cuerpos de piedra alojan tres hornacinas, formadas por veneras de cuarto de esfera. La hornacina central




es la de mayor tamaño y, en su interior, hay instaladas dos pilas, sobre las que arroja agua un mascarón. Este esquema se repite en las hornacinas de los lados, si bien el número de pilas se reduce a uno.

El conjunto se completa con un pilón de granito, que rodea la base. Su planta rectangular queda rota en los extremos mediante dos cuartos de círculo.


Photobucket

tomado de Wikipedia
.






Photobucket






LA DIVINA PROPORCIÓN




¿Qué es lo que hace que una obra de arte nos emocione? ¿qué misterio esconde? ¿qué, si le quitáramos o pusiéramos un centímetro, cambiaría radicalmente? Una de las explicaciones es, sin duda, la aplicación en su realización de la Divina Proporción, considerada como la más armoniosa para la sensibilidad humana y, curiosamente, presente también en muchos ejemplos de la naturaleza, como cristales minerales, conchas de los moluscos, pétalos de flores, ramas de árboles... Y en las medidas del rostro y cuerpo humanos.

Esta proporción ya fue aplicada por los griegos y otros pueblos de la antigüedad, que la utilizaron de forma empírica en la construcción de templos, como el Partenón de Atenas.

Pero es en el Renacimiento cuando artistas y filósofos, en continua búsqueda del ideal de belleza, extienden el concepto y lo aplican insistentemente, hasta convertirlo en un canon académico a partir de un tratado de Fray Luca Pacioli di Borgo: De Divina Proportione.



¿En qué consiste?


Tomamos un segmento y lo dividimos en dos partes desiguales, siendo la menor aproximadamente un 62 % de la mayor y ésta un 62 % del segmento completo. La razón entre el segmento a + b y la parte mayor a, es igual a la razón entre a y b.


El resultado de esta ecuación es 1,61803...; es decir, el número áureo de la Grecia clásica, llamado F (fi) en el siglo XX en honor al escultor Fidias. El rectángulo áureo es aquel cuyos lados mantienen esta proporción, es decir, el cociente entre el lado mayor y el menor da el número F, consiguiendo con esta relación un rectángulo perfecto y armonioso.



Estudio de la fuente de Ventura Rodríguez



En la Historia del Arte existen muchos ejemplos de construcciones que se han realizado siguiendo la Divina Proporción. ¿Y por qué el magnífico arquitecto Ventura Rodríguez no habría de aplicarla a sus obras? Pues bien, nos encontramos con que en la fuente situada en frente del palacio se encuentra en varios rectángulos.


La fuente, diseñada por el arquitecto en la misma fecha que el palacio (1763), es de piedra berroqueña y servía como depósito de agua, canalizada hacia el palacio. Consta de un frente con cuatro pilastras dóricas enmarcando tres arcos de medio punto, decorados con conchas que alojan los nichos para las pilas. La central, más grande, y a los lados, dos más pequeñas apoyadas en pedestales. El agua sale de unos decorativos mascarones, por lo que algunos la conocen por la Fuente de las Tres Cabezas.


Y a ella se dirigieron los alumnos y los profesores del Instituto Máximo Trueba a realizar su investigación en busca de rectángulos áureos. Hicieron croquis de la misma, tomaron fotografías y mediciones con la ayuda de un flexómetro. Tras realizar los cálculos, encontraron tres rectángulos que cumplían la Divina Proporción, contenidos en el interior de las pilastras (imagen inferior):


Rectángulo exterior A:
Medidas 10,92 m. x 6,80 m. Relación 1,605

Rectángulo central B
Medidas 4,20 m. x 6,80 m. Relación 1,619

Rectángulo lateral C
Medidas 2,50 m. x 4 m. Relación 1,6


Quiero felicitar a los alumnos del Instituto Máximo Trueba, y especialmente a sus profesores, por practicar iniciativas como ésta, que van más allá de los límites de la enseñanza, realizando actividades que enriquecen la formación de los alumnos de forma tan creativa.



Consulta el estudio completo en la página de la Revista Digital de Matemáticas Sacit Ámetam o la web de la Asociación Matemática Sacit Ametam del Instituto Máximo Trueba.



















.